La Porcelana: Características y usos

Vajilla de porcelana con detalles de oro

La elegancia y delicadeza de la porcelana, se encuentra reflejada en los ornamentos más espléndidos que adornan nuestros espacios.

Este material cerámico de tiempos remotos, ha revolucionado la manera de crear objetos cada vez más delicados y hermosos.

Además, en la actualidad podemos encontrarlo presente en el mercado de vajillas con finas texturas y una buena resistencia.  

¿Qué es la porcelana?

Bolas de porcelana fria elaboracion

La porcelana es un material muy resistente, cuyas características lo hacen único y con gran demanda en el mercado comercial.

Su proceso creativo requiere de técnicas especializadas, en donde se emplean altas temperaturas para la fundición de sus componentes que la hacen tan resistente. 

Una de sus características principales, es que resulta ser un material compacto, lo que permite que las piezas decorativas creadas a partir de la porcelana, sean totalmente sólidas.

Otro aspecto importante es la translucidez y limpieza que determinan cada uno de sus acabados en los diversos ornamentos. 

Usos más frecuentes de la porcelana

vajilla hecha con porcelana blanca

Los objetos que pueden fabricarse gracias al manejo de la porcelana son innumerables. 

Los adornos y las vajillas decorativas son los más aclamados por gran parte de las personas.

Y es que en ningún hogar puede faltar este tipo de enseres que hacen que los espacios se vean más elegantes y delicados.

Además, su uso también se remite a la medicina y en algunas ocasiones se emplea como aislamiento térmico

También, son muchos los artistas contemporáneos que se sirven de este material cerámico, confiriéndole a cada una de sus creaciones, un toque único y especial.

Esto se debe a que los diferentes tipos de porcelana se han expandido tanto dentro del mercado, que cada vez son más las personas que la prefieren para trabajarla profesionalmente.   

Cabe destacar, que este material es sumamente versátil, ya que pueden aplicarse diversos tipos de pinturas y combinaciones de colores para adornarla.

Historia de la porcelana

historia de la porcelana con jarron antiguo

Los orígenes de la porcelana se remontan a épocas de antaño. Esta surge en el siglo VII aproximadamente, en el oriente bajo la dinastía Tang, siendo descrita por un viajero árabe.

Su popularidad se ha extendido hasta las culturas occidentales, cuando fue reinventada y expandida en gran medida, sobre todo por el sector comercial. 

Su llegada al continente europeo, supuso un estado de aceptación por gran parte de los comerciantes. Estos le atribuían características especiales, tal como su fácil limpieza y dureza del material.

Al principio, su elaboración suponía un gran misterio, que estaba destinado a muy pocas personas, llegándose incluso a conocer como el oro blanco

Más adelante, siguieron realizándose esfuerzos por dar con la fórmula creativa de la porcelana. No es hasta aproximadamente 1708 cuando se descubre la forma de su fabricación, en Europa.

Dicho descubrimiento, se llevó a cabo por el alquimista alemán Friedrich Böttger, quien fue capaz de aproximarse a la porcelana de los tiempos remotos de oriente.  

Proceso de los materiales

horno de coccion ceramica porcelana

En la época de la dinastía Tang, se ideó un proceso de cocción de dos minerales fundamentales que se conocen como feldespato y caolín.

Todo consistía en verter los materiales en depósitos que estaban destinados a grandes temperaturas.

Estas oscilaban entre los 1000 y 1800°C, llevándose a cabo el proceso de cocción de la porcelana. 

Este proceso se realiza en dos etapas básicamente.

La primera, consiste en colocar los materiales a la más elevada temperatura para luego ser retirado y puesto a enfriar.

Y la segunda, da cabida al proceso de vidriado a temperaturas un poco menos elevadas.

Al finalizar estos dos procedimientos, se suele realizar la parte decorativa. 

Cabe destacar, que en la actualidad se han agregado más materiales a su elaboración, como el cuarzo y la arcilla.

Por otro lado, el proceso de creación de las formas resulta ser un poco más complejo.

Todo parte del moldeo que permite realizar los diferentes tipos de relieves y hendiduras, que son las más frecuentes cuando se crean vajillas o recipientes decorativos. 

Características de la porcelana

caracteristicas de la porcelana cocida

La porcelana es un material que cuenta con atributos especiales que hacen que sea muy cotizada.

Todos estos aspectos le han conferido gran popularidad a través de los años, de la que pocos materiales gozan hoy en día.

Entre sus principales características, podemos encontrar las siguientes:

Translucidez

La elegancia de los objetos decorativos se ve determinada por la luz que pasa a través de la porcelana.

Esto hace que se diferencie enormemente de otros productos cerámicos.

Solidez

La resistencia que alberga este material es uno de los factores que la hacen tan solicitada.

Esto, teniendo en cuenta el hecho de que otros materiales tienden a resquebrajarse fácilmente. 

Tacto suave

Uno de los aspectos más llamativos de la porcelana, es que les confiere a las piezas la elegancia y delicadeza necesarias para su fácil manejo.  

Composición

composicion del medio ambiente con la porcelana

Los materiales que componen la porcelana son totalmente inocuos, esto quiere decir que no tienen ningún tipo de contaminante en su fabricación.

Esta característica, la cataloga como un producto bastante higiénico.  

Además, este material cerámico es poco poroso, lo que hace que su textura sea totalmente lisa a menos que el artista en cuestión decida trabajar con relieves sobre la porcelana.

Todos estos elementos le confieren un toque especial, que la distinguen considerablemente de otro tipo de materiales de menor calidad en el mercado.  

Tipos de porcelana

Este material cerámico resulta ser tan versátil, que pueden distinguirse diferentes tipos. Los más comunes incluyen la porcelana vitro, barro y gres, entre otros que procederemos a mencionarte a continuación:

Porcelana Alúmina

recipientes de porcelana alumina

Este compuesto en particular, es uno de los materiales principales en cuanto a la construcción de arcillas y esmaltes. 

El método de producción consiste en mezclar el aluminio a un punto elevado de fusión a muy altas temperaturas.

Este tipo de porcelana es ideal porque posee gran dureza y durabilidad, además funciona como aislante eléctrico.

La única desventaja, es que la translucidez que caracteriza al material suele verse afectada. 

Gres

porcelana de gres color negro

Su uso es frecuente en la elaboración de productos del sector de la alfarería y el revestimiento de baldosas, caracterizándose por ser un material bastante sólido y consistente.

Su textura suele ser un poco porosa y su color varía entre gris claro o marrón, todo va a depender de los procesos que se decidan realizar para su cocción.

Porcelana Feldespato

porcelana de feldespato con dentadura

Por su parte, este tipo de porcelana se caracteriza por su tono blanco y ligeramente azulado, el cual puede trabajarse a muy altas temperaturas y resulta sumamente duradero.

Este tipo de porcelana es frecuentemente empleado en el sector de la estética dental, pues su translucidez permite que se consigan excelentes resultados.

Otorgando, un color brillante y estéticamente agradable en las carillas dentales. 

Vitro-porcelana

vajilla de vitro porcelana blanca

Esta, es muy reconocida por su durabilidad y tono blanco (que resulta poco transparente). Por ello, suele emplearse para la fabricación de vajillas para el sector hotelero.

Además, la solidez de este material permite que los platos y la vajilla no se desgasten fácilmente, resultando muy resistente a los golpes.

Como vemos, la porcelana es un material sumamente versátil con una gran cantidad de usos en la actualidad.

Esto, gracias a sus características tan particulares, que la hacen perfecta para adaptarse a todo tipo de requerimientos y procesos