El Comediscos: Padre de los reproductores de música

El comediscos reproductor antiguo de vinilos

Las generaciones actuales no han conocido este curioso invento musical que alegró la vida de más de una persona en la época de los 70. 

El comediscos permitía llevar tú música favorita a cualquier parte, incluso si se iba caminado por la calle (por aquél entonces una novedad).

Ofreciendo así, un estado de relajación mientras se escuchaban todo tipo de canciones, lo que hizo en su momento que todos quisieran comprar uno. 

¿Qué es este aparato?

comediscos siendo introducido un vinilo

El comediscos (minitoc), fue uno de los antecesores de los reproductores de música modernos.

Los comediscos de los años sesenta, contaban con diseños bastante llamativos, lo que captaba mayormente la atención de la población juvenil.

Siendo frecuentemente empleado a modo de ‘bolso bandolera’, lo que resultaba muy cómodo.  

Estos aparatos, consistían en un tocadiscos especialmente creado para reproducir los tan populares discos de vinilo.

Almacenaban las canciones por medio de señales analógicas, lo que se traducía en una calidad de sonido bastante aceptable.

De hecho, para escuchar la música con un volumen elevado, solo era posible por medio de los sonidos análogos.

¿Cómo funciona el comediscos?

comediscos con vinilos alrededor

Resultaba ser muy práctico porque para introducir los discos tenía una pequeña abertura de fácil acceso.

Además, contaba con un pequeño botón para expulsar el disco cuando así lo quisiera la persona

También, la reproducción de la música era inmediata y se podían controlar los niveles de volumen por medio de una pequeña rueda. 

Cabe destacar, que este dispositivo no necesitaba ser conectado constantemente a la corriente eléctrica, porque funcionaba con pilas, siendo ideal para su traslado al salir de la casa.

A pesar de que la calidad del altavoz no era la mejor, igual se podían apreciar todos los rangos audibles sin ningún problema. 

¿Dónde puedo comprar un comediscos?

comediscos de color rojo

Rememorar los viejos tiempos y mostrarles a los pequeños de la casa este tipo de dispositivos antiguos, es posible en la actualidad.

Este es un objeto muy apreciado por muchas personas que vivieron durante la época de su fabricación, disfrutando de sus diversas particularidades.

Actualmente, los mismos pueden adquirirse en tiendas de artículos de segunda mano, así como en internet.

De hecho, es habitual observar muchas ofertas en las tiendas más populares de la red, tales como Amazon y Ebay.

Aunque los precios pueden ser un poco elevados dada la antigüedad del Comediscos y el tipo de marca que se decida comprar, vale la pena invertir un poco de dinero para recordar esos tiempos de la época de los 70 y revivir aquellos momentos dorados. 

La nostalgia de su utilización

comediscos rodeado de muchos vinilos

Hoy por hoy, el comediscos se ha convertido en un recuerdo algo lejano, especialmente porque su vida no fue muy larga.

Esto se debe al auge de las nuevas tecnologías, que lo hizo pasar rápidamente de moda. 

De hecho, el factor principal se vio cuando comenzaron a salir al mercado reproductores de música más modernos y pequeños, que empleaban audífonos, siendo este último un aspecto con el que no contaba.

Pese a esto, su encanto lo hacen uno de los dispositivos más recordados por aquellas generaciones que conocieron de cerca la transición de los reproductores de música.

¿Qué música puede reproducir?

tocadiscos reproduciendo vinilo de oro

Este dispositivo tan particular, no solo reproducía las canciones favoritas y modernas de los años 60 y 70.

Este también se caracterizaba por reproducir las narraciones de cuentos infantiles que a los niños de su época tanto les encantaba. 

Siendo así, la hora del cuento un momento especial entre padres e hijos importante para fomentar los lazos de unión, lo cual fue posible en su momento gracias a su uso.

Técnología avanzada para su época

vinilo de oro

Puede que algunos piensen que la funcionalidad del comediscos era demasiado básica.

Sin embargo, para quienes lo utilizaron supuso una verdadera revolución tecnológica.

El solo hecho de que este dispositivo fuera capaz de expulsar el disco por medio de un simple botón, era un avance totalmente innovador en aquél entonces. 

Además, la variedad de colores y su diseño que permitía movilizarlo de un lado a otro, se consideró ‘boom’ en su momento.

Tampoco debemos olvidar, que este fue un invento precursor que dio paso a la creación de otros modelos de reproductores musicales, que se utilizan con gran frecuencia en la actualidad.